Todos queremos tener más seguidores y más clientes, pero el presupuesto es limitado así que hay que usarlo bien.

Justamente la publicidad en Facebook e Instagram es muy intuitiva. Lo primero que hay que hacer es crear una Fan Page o un perfil de empresa en Instagram, y con esto ya te va a aparecer el botón de ¨promocionar¨ al lado de tus publicaciones, para poder mostrarle ese contenido a más gente. 

Hoy todo el mundo se está quejando de que le bajaron las interacciones y que sus publicaciones llegan a menos personas, ¿a ustedes no les pasó? por eso mismo hay que cambiarse el chip: hay que elegir estratégicamente las mejores publicaciones, y pagar para segmentarlas a públicos específicos.

Existen dos variables para hacer funcionar esto: el contenido y la segmentación, y con eso tengo que lograr un anuncio ¨relevante¨. Por ejemplo: si quiero vender anteojos de ver, puedo mostrar los anteojos de una forma llamativa a gente que le guste leer; o si quiero vender tortas puedo sacar unas lindas fotos de tortas y mostrárselo a gente que esté por cumplir años; o si doy clases particulares de matemática, puedo armar un video de mis clases y apuntar a madres de adolescentes.

Lo interesante es que Facebook e Instagram recopilan alrededor de
5.000 puntos de contacto sobre nuestra personalidad
, saben más
de nosotros que nosotros mismos! por eso los emprendedores
tienen que usar esa información para crear contenido y mostrárselo
a gente específica para hacer crecer sus negocios.

¿Cómo hago un anuncio efectivo entonces?

Lo primero que tenés que hacer es definir a tu público objetivo, ¿qué cosas le interesan? una vez que sepas qué le interesa consumir, tenés que pensar una estrategia de contenido que sea útil para ese público: algo que lo ayude, lo eduque, entretenga o inspire. Y ese contenido que vayas generando, lo vas promocionando a distintos públicos, y vas midiendo cuál funciona mejor.

¿Hay algún truco que pueda aprovechar?

Hay que ser creativo en las segmentaciones. Por ejemplo, supongamos que querés apuntar a un target de clase alta, podés apuntar a gente que le gusten marcas de alta gama, o que jueguen al golf, o que viajen afuera. El ejercicio que les sugeriría es que anoten en una hoja de papel todos los gustos, intereses, hobbies y toda la personalidad de su target, y eso les va a ayudar a pensar en las mejores segmentaciones para llegar a él.