Todos sabemos lo difícil que es crear contenido creativo para las redes sociales, por eso en vez de pensar contenido nuevo, simplemente deberíamos documentar lo que ya estamos haciendo.

Muchos momentos de nuestro trabajo son interesantes para otros, y podemos documentarlos con un celular, y luego subirlo a YouTube o Instagram TV. Puede ser una reunión, una clase, una explicación de lo que estamos haciendo.

Y luego ese mismo contenido puede ser re-editado, en pequeños clips, o incluso sacar frases para armar placas.

De esta forma podremos crear entre 5 y 10 piezas de contenido con una sola filmación inicial.